presurizador de pelotas ligero

Ball Rescuer, presurizador de pelotas de Pádel y Tenis liviano y resistente

Ball Rescuer es el presurizador de pelotas de pádel más liviano y resistente del mercado

Hablar de un presurizador de pelotas nos traslada directamente a ese recipiente que mediante la tecnología junto a los implementos que aplica, es capaz de devolverle presión a las pelotas que se encuentren dentro de él.

En el mercado existen diversos presurizadores de pelotas. Pero hay uno en particular que de seguro te fascinará. Se trata del Ball Rescuer.

¿Qué es el Ball Rescuer?

Es, como mencionamos recientemente, un excelente presurizador de pelotas que se caracteriza por su composición, pues está creado por dos cuerpos hechos de material plástico, con la gran particularidad de que los mismos están roscados en un envase de original de pelotas

Contenido de la tapa

En especial la tapa es una de las partes más significativas del presurizador Ball Rescuer debido a que incluye las siguientes piezas:

1. Válvula: específicamente son dos. La primera sirve para el llenado de aire, mientras que la segunda funciona para instalar el indicador de presión.

2. Botón de vaciado: su rol es eliminar la presión antes de proceder a la apertura del envase sin dificultad alguna.

3. Junta tórica: el papel de la junta tórica es de gran renombre, pues conlleva al presurizado de gran variedad de recipientes disponibles.

4. Brida: parte que da cabida a que el recipiente se rosque a la tapa y seguidamente al presurizado. Ello se logra porque la brida se acopla al envase.

¿Cómo usar Ball Rescuer?

Para hacerte la tarea más sencilla sobre la forma correcta en que se usa este presurizador de pelotas, pese a que es muy fácil, a continuación te indicaremos un breve procedimiento que te permitirá utilizar el Ball Rescuer debidamente.

· Comienza asegurándote que el medidor de presión esté colocado en la válvula del lado derecho de la tapa. Luego elige un recipiente de 3-4 pelotas de tenis (compatible) y retira el material plástico que lo cubre; sitúa el recipiente sobre la brida con la rosca hacia arriba y haz presión en el bote hacia abajo sosteniendo la brida.

· Después de los pasos anteriores, sube la brida hasta que haga contacto con el anillo de metal de la boca y empieza a colocar las pelotas. Cierra muy bien pero al mismo tiempo con mucho cuidado la tapa con la rosca.

· Seguidamente quita la tapa protectora de la bomba de hinchado y ubica la bomba en la válvula central para luego elevar la palanca de ajuste que está en la parte de arriba de la boca de la bomba.

· Por último, infla todo lo necesario para conseguir la presión que quieras, tomando como referencia el medidor de presión.

No olvides que una vez que desees abrir el envase, debes retirar la presión usando el btón de vaciado.

Si tienes alguna duda, puedes consultar el manual de instrucciones que viene incluido en el presurizador Ball Rescuer.

Método correcto de presurización de pelotas con el Ball Rescuer

El nivel de presión adecuado de restablecimiento de las pelotas, en efecto, es la presión más alta que apliques sin que las bolas se aplasten

Ciertamente hay dos factores que debes tomar en cuenta ya que influyen directamente en el colapso de las bolas. Son la marca y el tiempo de uso. Para determinar ambos factores, lo ideal quitar el recubrimiento plástico del envase. De esta manera tendrás una mejor vista. A continuación mete presión la primera bola que se encoja.

Una vez que veas la pelota contraída, reduce la presión. Dicha disminución finaliza al momento en que recobra su forma. Por último tendrás que aumentar la presión nuevamente. No obstante, en esta oportunidad no deberás aplastarla.

Ventajas de tener un presurizador de pelotas Ball Rescuer

Siempre hay que tener motivos para seleccionar un producto, y más todavía si se trata de un presurizador de pelotas.

En este sentido, analiza y luego comprueba por ti mismo los beneficios que un presurizador Ball Rescuer te puede ofrecer:

  • Simplicidad al momento de utilizarlo.
  • Capacidad de depósito alta. Tiene el poder de guardar no tres sino cuatro pelotas al mismo tiempo y bajo una presión que alcanza los 35 psi.
  • Adecuación a múltiples marcas de recipientes que sean de 3 o 4 pelotas.
  • Durabilidad amplia.
  • Restablecimiento de las pelotas que están despresurizadas. Sin embargo, sólo es con aquellas que no estén picadas.
  • Sin necesidad de engrasado de la junta de estanqueidad.
  • Contribución con la conservación del medio ambiente al ahorrar la materia prima con la cual se fabrican las bolas.
  • Inclusión de los pasos a seguir para la presurización.
  • Producto liviano y resistente
Share

Sin Comentarios

Añadir Comentario

Name*

Email*

Website